La Sarra-Collado ra Fita

23 de julio de 2016. Desde el embalse de La Sarra, tras un breve recorrido compartido con la ruta que sube a Respomuso, sube una senda, débilmente señalizada que lleva al collado de peña ra Fita. Es este collado divisoria entre este valle del Aguas Limpias y la amplia cuenca del Gállego. Tranquila y sencilla ruta que huye del muy concurrido camino a Respomuso, y en la que se puede disfrutar de calma y sosiego en pleno verano.


Una vez dejado el camino a Respomuso a la altura del paraje llamado Las Tornalizas, la ruta asciende por la ladera este y rápidamente se toma altura. Un desmesurado cartel anuncia el desbarre, aunque después haya que estar atento por dónde sube el camino. El embalse de la Sarra y la cima rocosa de la Peña Foratata encuadran el paisaje.



La Peña Foratata exhibe desde su cara N un gran forau en la cima. El día es claro y luminoso y las blancas calizas devónicas lucen sus profundas fisuras.

La franja de pasto deja paso a una orla de arbustos y árboles dispersos.,entre los que crece Sambucus ebulus. 1.700m.












También Rosa glauca cierra el paso al sendero que serpentea y se confunde con las trochas abiertas por el ganado. 1.820m.












Cuando el espacio vuelve a quedar abierto vemos ejemplares de Aster alpinus.  Estamos a 1.860m















A medida que ascendemos va abriéndose la panorámica hacia el norte. El pico Arriel destaca al fondo con su mole piramidal. En las laderas las hayas del fondo del valle van dando paso al pino negro y los pastos alpinos en una sucesión gradual y discontinua.

La cuesta sigue ascendiendo y debemos recorrer un amplio valle  que se descuelga hacia el valle del Aguas Limpias. La suave curva del valle enmarca las agrestes formas poligonales y graníticas de Infiernos-Pondiellos.



Rondando los 2.000 metros un variado elenco de plantas aparecen colonizando los pisos montano y subalpino. Campanula persicifolia crece en gleras expuestas al sol




















Gypsophilla repens forma esféricos cojinetes. Estamos a 2045m













Rhamnus alpina forma los únicos setos arbustivos de un relativo porte.














En condiciones similares, pegado a la roca, Rhamnus pumila
















Peña ra Fita/ la Fita  cierra el paso al final del valle y de una prolongada pendiente. Dudamos si subir por el lado derecho o izquierdo. finalmente nos vamos hacia la izquierda.

Apenas superados los 2.000 metros, antes de llegar al collado vemos Saponaria caespitosa



















Scrophularia alpestris, crece al abrigo de los muros calizos
 Flores de Scrophularia alpestris















Teucrium pyrenaicum, también en torno a los 2000 metros.














Sedum rupestre elige los lugares más soleados y pedregosos.

















Sin dificultad alguna llegamos al collado. Podemos observar cómo las calizas forman un continuo cordón que se extiende hasta Peña Foratata, sucediéndose crestas y rupturas abruptas. A nuestros pies el valle colgado que hemos recorrido unos minutos antes y de fondo las estructuras graníticas que nos recuerdan caminos ya recorridos por los picos Musales,  Tebarray   o por el Garmo Negro. Estudiamos la posibilidad de subir a peña RaFita por este lado, pero no nos inspira mucha confianza, así que nos quedamos en la hombrera rocosa que se forma antes de convertirse en verticales paredes.

Al otro lado del collado, se abre el valle del Gállego, con la pista pastoril  de Peiralún. Un primer frente lo forman Culibillas, Arroyetas y Anayet. De fondo la segunda barrera formada por el sector septentrional de La Partacua.


Sideritis hyssopifolia, en las calizas gelifracturadas
















En un palmo cuadrado, un pequeño jardincillo con un rico muestrario de la diversidad botánica de estos parajes.



Datos de la ruta

Punto de partida: embalse de La Sarra (Sallent de Gállego)  1437m. Altitud en destino: 2076m
Desnivel acumulado: 650 m


No hay comentarios:

Publicar un comentario