Lagos de Alba

Hacía muchos años que no subíamos a este rincón del Valle de Benasque. Calculo que han pasado unos 26 o 27. Ya había ganas, y francamente la tranquilidad del recorrido y el excepcional entorno justificaban la vuelta. En esta ocasión hemos encontrado señales azules y amarillas para seguir el trayecto hasta el primer lago. Un tramo empinado por el barranco de Turonet, hasta llegar al rellano donde chillan las marmotas. Aquella primera vez  no se las veía. Habían sido esquilmadas y todavía no habían cruzado el Pirineo tras introducirlas de nuevo los franceses.

Estamos a unos 2.300 mts. La calurosa primavera ya ha derretido casi al completo la nieve. El ibón se muestra plácido, transparente. Todavía tenemos que ascender algo más para que la vista se abra a las crestas de Alba, aunque ya comienzan a anunciarse.
Los últimos ejemplares de pino negro bordean el segundo ibón en un entorno dominado por el granito erosionado por la acción de los desaparecidos glaciares. Los tres ibones ocupan sendos escalones de un circo presidido por el pico de Alba. Este pico representa el extremo Oeste del macizo de las Maladetas, pirámide rocosa de la que partirían tres lenguas glaciares, una la que excavó el circo y la lengua subsidiaria que bajaría hasta el gran glaciar que recorriera el valle de Benasque.
Ya en el tercer ibón podemos observar la crencha de Alba con el pico  Alba (3118mts)  a la izquierda. La vegetación se reduce a la propia de los pastos de altura, la cual crece entre los caos de piedra.
Sin pretender cansarnos mucho más nos aupamos a la hombrera que hace de partición de aguas en esta cubeta. Además del mencionado Pico de Alba, vemos a la izquierda la Tuca Blanca de Paderna (2.855), y ,ahora más diáfana ,la barrera rocosa que forma la cresta de Alba, divisoria con la cubeta de Cregüeña.

Continuando la mirada vemos los otros dos lagos visitados en este mismo trayecto. De telón de fondo el "otro" valle de Benasque, el que por la orilla derecha del Ésera nos comunicaría con Francia por el puerto de la Glera que vemos allá al fondo casi en el centro de la imagen.

Desde este privilegiado ibón alto de Alba vemos el valle de Remuñé y la cabecera del valle de Lliterola presidido por la pirámide de la tuca de Remuñe a la izquierda, más próximo a nosotros las tucas de Lliterola. En el extremo opuesto el Pico del Puerto Biello (2850mts).

Algunas de las plantas que hemos encontrado durante el recorrido:

Geranium sylvaticum








Geranium sylvaticum.
En las proximidades del Balneario de Benasque.
Potentilla rupestris
Forma grandes grupos sobre los canchales.















Potentilla rupestris. Una rosácea que también la encontramos a escasa altura. colonizando taludes. Tallos rojizos, hojas con varios foliolos.





Saxifraga pentadactylis







El barranco de Turonet tiene el aspecto de un fractura vertical en la que afloran rocas con alto contenido en hierro. Aprovechando los resquicios encontramos Saxifraga pentadactylis.





Viola saxatilis











En los pastos que se forman a 2.000 metros, en las proximidades del Turonet de Alba, aparecen las coloridas Viola saxatilis. En esta ocasión muestra muy vivos los colores. En otras ocasiones habíamos visto esta especie pero no mostraba un violeta tan intenso. Menuda pero muy hermosa.

Anemone narcissiflora













Algo más altos, ya próximos al primer ibón, aparece esta ranunculácea de blanco inmaculado. Sus flores de pétalos aguzados nacen en pequeños grupos sobre un tallo bien erguido. Anemone narcissiflora.



Botrychium lunaria










En estos mismos pastos aparecen ejemplares de este diminuto y extraño helecho. Botrychium lunaria tiene un sólo fronde estéril con  lóbulos en forma de abanicos que se disponen imbricados. El segmento fértil, bien diferente está todavía inmaduro pero ya muestra las esferas que contendrán  las esporas.




Primula integrifolia








A medida que ascendemos, los pastos muestran que la nieve hace poco se retiró. Son pastos tan apenas desarrollados, donde medran las pioneras de la primavera. En torno a los 2.400 mts aparece Primula integrifolia. Tiene las hojas formando una roseta en la base. La corola , amplia y rosada tan apenas se levanta del suelo. Junto a ella aparecen otras pioneras  como son las soldanellas y alguna genciana.


Silene acaulis











Colonizando las rocas graníticas, formando cojinetes tan apenas voluminosos para resistir los envites del viento y los rigores del frío vemos las peñas coloreadas por Silene acaulis, comenzando la floración.





Pulsatilla vernalis







En los retazos de pasto que se forman entre el caos derocas aparecen ejemplares ya muy maduros de Pulsatilla vernalis. Toda ella velluda, con su flor refleja, los pardos sépalos, y mostrando ya los frutos largamente ciliados. A sus pies , capullos rosados de Daphne cneorum. Todo el camino ha estado impregnado con el dulce aroma de este pequeño arbusto.









Datos de la ruta:
Fecha 19 de junio de 2010
Punto de partida Balneario de Benasque. 1.692mts
Altura máxima alcanzada. 2.475mts

Track de la ruta: http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8234159


No hay comentarios:

Publicar un comentario