Pico Borón (intento fallido)

Hay un hormigueo que corre por el cuerpo cuando ya se llevan varios días sin salir al monte. Es una especie de inquietud que provoca la sensación de estar mucho tiempo enclaustrado. Así estábamos en casa  y, esperando una ventana en el cielo nuboso ,nos acercamos a Vadiello con intención de subir al pico Borón (1.326mts.).  El tiempo no fue generoso y nuevos grupos de nubes y alguna gota que cae nos hace pensar que la bajada por el barranco con el agua cayendo puede ser una experiencia peor que desagradable. No nos fiamos y dejamos el Borón para otro día. No obstante lo visto hasta ese momento vale la pena ser recordado. Un paseo por el dominio de los conglomerados de la sierra de Guara.

Con decisión sube la senda que nos lleva en poco tiempo a los pies del Puro de Ligüerri. Oteamos la casi totalidad del embalse de Vadiello. Recordamos aquellos años en los que podíamos remar con la piragua por este magnífico paraje, uno de los paseos acuáticos más espectaculares de la provincia. Ojala se vuelva a abrir nuevamente al tráfico de remo.
Al fondo se ven, de izquierda a derecha, los picos Fragineto y Mondinero


La senda queda escondida entre la maleza que cubre la canal por la que subiremos utilizando las manos en algún tramo. 
Los conglomerados presentan sus dos colores característicos grises y anaranjados. Estos últimos por el predominio de lutitas. Todo el conjunto de conglomerados de Vadiello forma parte de la segunda hornada de conglomerados del Pirineo. Estos, los más alejados del eje pirenaico, serían creados por la acumulación de depósitos continentales en los márgenes del lago salino  interior que ocupaba la cuenca del Ebro.La erosión es muy intensa a medida que el Pirineo se levanta, y la cuenca del Ebro se hunde y recibe los sedimentos de la nueva cordillera. La época de acumulación de estos depósitos fluviales, el mioceno (h.25 millones).
Una fractura recorre verticalmente el flanco sur del mallo de San Jorge, cerca de la canal. Además de fracturado hay un deslizamiento de alrededor de medio metro. Estas fracturas, quizá consecuencia del empuje de las calizas, más al norte, han propiciado este paisaje de lineas verticales y singularidades aisladas.


Superada la canal tenemos a los pies los mallos de Ligüerri formando un complejo sistema de cúpulas y barrancos. El Borón, a la izquierda, muestra su aspecto de anticlinal calizo, pasado el corte que realiza el Guatizalema se aprecia el pliegue del Pico Mondinero que se precipita sobre los conglomerados de la Peña de San Cosme, retratando así un proceso que se produjo al final del nacimiento de los Pirineos.


Los mojones indican un sendero que transita por un paisaje inusual. Los mallos de Lazas,a primera vista parecen un espacio arenoso, surcado por inestables barranqueras. Pero nuestras botas no  dejan siquiera huella porque es una dura roca que tan apenas deja lugar a la vegetación. Arena de grano grueso cementada  nos habla de los depósitos aquí acumulados hace millones de años y levemente levantados en plano inclinado por empuje de las calizas que contactan más al norte. Al fondo, la sierra Gabardiella.


Ya sólo quedaría bajar al cuello de Ligüerre y afrontar la última subida al Borón. Pero el tiempo no inspira confianza. Decidimos dar la vuelta y bajar la canal en seco. Antes contemplamos el entorno de Vadiello y la inmensa llanura que se extiende tras él. A vista de pájaro podemos observar las agujas de Ligüerri

Algunas plantas que hemos visto por el camino son las siguientes:
Cistus albidus, jara termófila habitual en Guara que forma vistosos arbustos nada más comenzar el camino.
 Encontramos en la zona superior, pedregosa, ante de llegar al cuello de Ligüerre, junto a erizones, unas  jarillas,  la primera Helianthemum oelandicum (gracias a José V. Ferrández que lo indica en el comentario a esta entrada);  el pequeño narciso , Narcisus assoanus y otra jarilla de flor blanquecina Helianthemum apenninum, de hojas alargadas con margen revoluto,  

























1 comentario:

  1. Hola, Juan, la jarilla amarilla es Helianthemum oelandicum, muy chulas las fotos de la excursión, un abrazo

    ResponderEliminar