Ibón de la Sierra

Una mañana de calma, y me propongo ir hasta el ibón de Tramacastilla por ver una verónica que sólo está localizada allí en el Pirineo aragonés (Veronica scutellata). Como no tengo fortuna me acerco (ya que he venido con la bicicleta) hasta el ibón de la Sierra. Lugares solitarios, bucólicos y pastoriles donde, si se busca, se puede encontrar una auténtica paz.

Ibón de Tramacastilla, aunque represado, tiene su encanto

ibón de Tramacastilla con la sierra de la Partacua en su espejo.


Ibón de la Sierra. He dejado la bicicleta al final de la pista. En un breve trayecto, subiendo por redondeadas lomas se llega a este rinconcito del cielo.

Este ibón, como tantos otros del Valle de Tena, está poblado por la acuática Sparganium angustifolium

Un humedal entre pastos permite el crecimiento de Typha latifolia
Esta ramnácea, Rhamnus pumila se adapta a la roca sobre la que crece. Me recuerda a los perales que crecen en las fachadas de las casas  en Hallstat.
En los prados húmedos junto al ibón de Tramacastilla , encontramos Sanguisorba officinalis
Una araña ha elegido esta orquídea, Dactylorhiza maculata, como escenario de caza.






No hay comentarios:

Publicar un comentario