Camino de El Pueyo. Gladiolus illyricus. "Gladiolo silvestre"

El gladiolo silvestre que encontramos en claros del carrascal, algún yermo, y normalmente sobre suelos algo pobres y pedregosos, es una especie mediterránea que el botánico alemán Karl Heinrich Emil Koch clasificó en el siglo XIX. El término illyricus hace referencia a la región de Illiria, en el noroeste de la península balcánica. Es por tanto una especie que podemos disfrutar en plena primavera mediterránea. Su raíz es un bulbo sólido, no formado por hojas superpuestas como las cebollas, sino por un cuerpo compacto que los botánicos llaman cormo. Este bulbo tiene como función acumular las reservas. En lugares de clima mediterráneo, la primavera es la época más adecuada para el crecimiento, y el verano es excesivamente seco. El gladiolo, como otras plantas de bulbo, se desarrollan rápidamente en esta época húmeda y desarrollan una sola floración también muy rápida. Después mueren las partes que quedan por encima del suelo y retiran los nutrientes hacia el bulbo, preparando la nueva campaña que se producirá al año siguiente.
Durante la floración desarrolla una vara de trazado sinuoso de la que van saliendo alternadamente las vistosas flores, de simetría bilateral, y con anteras más cortas que los filamentos. Escasamente llega al medio metro de altura, y tiene aspecto más delicado que el otro gladiolo silvestre ,Gladiolus italicus, cuyas anteras son mayores que el filamento. Es frecuente encontrar el gladiolo (Gladiolus communis) cultivado en huertas. Y de las huertas vuelvo nuevamente a Koch, ya que además de botánico fue impulsor de la horticultura en Alemania. Trabajó en la Sociedad de horticultura de Berlín,(me la imagino como algo parecido a la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón, promotores del tomate rosa de Barbastro), y en aquellos tiempos de industrialización salvaje, hacinamiento urbano y alejamiento de la vida natural, dicha asociación actuó como incipiente movimiento verde. 

2 comentarios:

  1. Hermosa flor de la que conocia un ejemplar en el borde del camino que discurre hacia la variante desde el Camino de la Barca y que algun(a), desaprensivo(a) ha arrancado, supongo que para disfrute personal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora tienes unos cuantos en el camino hacia el Pueyo.

      Eliminar