Pico Bocolón. Macizo de Lierga

Hay montañas que por su modesto tamaño pasan desapercibidas. A menudo estas montañas esconden perspectivas que bien merece la pena explorar. El Bocolón, con sus 2.268m., ofrece la posibilidad de observar de cerca el macizo de Cotiella, y a la vez  brindarnos la visión del Valle de Gistaín desde el sur. Haciendo la aproximación con vehículo hasta el collado de Santa Isabel, en el término de Saravillo, es una excursión poco exigente.


Una pista que parte de Saravillo (se permite el paso a vehículos previo pago de una módica cantidad)  nos conduce hasta el collado de Santa Isabel, donde comenzamos a usar las piernas. Hacia el oeste se levanta el macizo de Lierga, del que vemos sus verticales  paredes. No debemos amilanarnos, ya que un seguro aunque empinado camino nos llevará hasta la cima.


En dirección Este, el macizo de Cotiella. Punta Lacués preside la panorámica . La pista marca el inicio de una vía de ascensión a Cotiella, pasando bajo el Mobisón Gran que se erige, tras Lacués y el contrafuerte del Gradielo, como un castillo blanco en las alturas.





El camino atraviesa el bosque de pinos, pero pronto éste se acaba y da paso a un sendero que va ascendiendo por terreno pedregoso, aunque estable. Aquí nos encontramos con Gentianella ciliata subsp. ciliata.(sin. Gentianopsis ciliata)   Bonita gencianácea con cuatro lóbulos en el tubo de la corola que además tiene los márgenes ciliados.





Otra especialista de gleras semifijadas es Galeopsis ladanum subs. angustifolius.













También en este ambiente, Chaenorrhinum minus














El sendero queda desdibujado entre la pedrera. Sube en suave pero decidida ascensión. Estamos a 1.600m. y la mañana es fresca. Quizá en verano la sensación no sea tan agradable.











En cuanto se acomete la subida por la canal de la Litera, la pendiente se incrementa. Abajo el río Zinqueta. El Morbison Gran muestra los verticales cantiles que hacen sombra al bosque de Saravillo.

Acinos alpinus es una labiada rastrera que también prospera en estos  canchales.













A medida que vamos ascendiendo y el canchal pierde potencia, comienzan a aparecer plantas que ocupan estratos herbosos. Sideritis hissopifolia aprovecha además el mantillo de acículas de pino negro.










Erigeron alpinus, con cabezuelas ya maduras, coloniza una grieta en la pared caliza.













Ya hemos superado la pedregosa canal y el esfuerzo ahora se suaviza. Empiezan los retazos de pasto donde crece Prunella laciniata















Saravillo ocupa la parte alta de una terraza en curva creada por el Zinqueta. Frente a Saravillo,  las Peñas de Sin y Artiés. Sin ,Señés y Serveto ocupan los campos de labor situados tras estas peñas que dejan un paso triangular de descenso hasta el río.

La pendiente se suaviza y el piso es ahora más amable. Llama la atención la peña Arties, fragmento desgajado del macizo de Cotiella.

Aparentemente la plataforma superior parece monótona, pero en realidad guarda sorpresas.

Este mineral de hierro aflora entre las calizas. Debido a la gran pureza del mineral presenta cristalización.








Un nutrido grupo de sarrios nos observa expectantes,siempre manteniendo las distancias. Entre ellos hay varios individuos muy jóvenes.












Son abundantes los restos fósiles como el de la fotografía. Desconozco el organismo al que perteneció.













El horizonte se va abriendo y aparece la zona norte del valle de Gistaín. En el centro el macizo de Llardana/Posets, a la derecha las crestas de los picos de  Eriste. En el fondo de la imagen, el macizo de las Maladetas. En la izquierda de la fotografía el Bachimala

Desplazamos la mirada hacia el sureste y nos encontramos con el macizo de Cotiella en toda su extensión. Las planas herbosas del primer término corresponden a Punta Lierga, espacio conocido como el Clot dera Corona. Se aprecia el modelado kárstico, en justa explicación del término aragonés clot: agujero (forau) en la tierra.


La naturaleza caliza de esta montaña propicia la formación de galerías subterráneas por disolución de las calizas. Esta disolución en superficie más los ocasionales derrumbamientos internos forman estas depresiones en las que los cortes en el tapiz verde delatan una constante actividad erosiva.







Cabezuela de la campanulácea Phyteuma orbiculare













Aunque la cumbre de Punta Lierga es amplia y plana, tiene unas laderas vertiginosamente verticales que permiten perspectivas de auténtico picado. Saravillo y la maravillosa retícula de eras que le rodean.

 Hacia el oeste las barranqueras que flanquean la cima son más contundentes. Abajo corre el Zinca. Azul profundo es el color del embalse de Lafortunada. El monte de Tella queda cogido en la curva del río. El Castillo Mayor se pelea con las nubes y ,como gana, nos enseña su asimétrico perfil con los cantiles que caen a pico sobre Escuaín. Detrás se perfila la silueta inconfundible de Sestrales. Monte Perdido aún no ha ganado la batalla y las nubes lo envuelven, pero más cerca, el Pico Montinier nos avisa que allí comienza el valle de Pineta. Cerca de nosotros, entre la penumbra del contraluz, la doble cima de la Peña Montañesa.

Qué pequeñas se ven algunas montañas contempladas desde lo alto. Pero basta con subir al Castillo Mayor o a Sestrales para poder admirar su grandeza.










La Sierra Ferrera, con el barranco Garona a sus pies. La vía norte para subir a la Peña Montañesa, por su famosa canal con pedrera incluida.

La cima del Pico Bocolón.

Datos del recorrido:














Fecha 14 de septiembre
Altitud a la salida: 1486m
Altitud de la cima: 2277m
Desnivel acumulado: 833m.

track de la ruta en wikiloc
http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8023611

2 comentarios:

  1. Qué montaña más chula! Siempre veo el Macizo de Lierga cuando subes hacia Bielsa o Chistau y siempre me ha apetecido subir. Pero casi lo mejor son las vistas sobre el otro lado del valle! Qué bonitas las fotos de Peña Artiés! Me lo apunto! Por cierto, aquí mi señora (que es geóloga) dice que ese fósil parece Gyrolithes, son pistas fósiles dejadas por artrópodos (al menos desde este ángulo, que parece helicoidal). Por si te sirve, te lo comento. Saludos cordiales!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaré información sobre Gyrolithes. Si subes al Bocolón no tendrás dificultad para encontrar trazas de este fósil. Por otra parte, la perspectiva que ofrece este modesto pico no te defraudará.Gracias por tu colaboración sobre el fósil.

      Eliminar