Forau Tancau

José Vicente Ferrández había nombrado en su blog "Pasos" este pequeño ibón del Valle de Benasque; en su compañia , nos acercamos al Ibón Tancau ,pequeño lago rodeado de un gran paisaje y no menos extraordinaria flora, queremos aprovechar más el día y nos asomamos al collado que hace divisoria con los  ibones de Alba.
Siempre he pensado que el camino es muchas veces tan interesante o  más  que el destino. En esta ocasión ambos quedan empatados haciendo de este escondido rincón del Pirineo un lugar donde volver. 

El camino sube decididamente entre rododendros y pino negro. No hay camino evidente, pero José Vicente tiene claro dónde ir: hay unos enclaves donde crece arctostaphylos alpinus, pero antes tendremos ocasión de disfrutar de otras bellezas.

Actaea spicata es una Ranunculácea que forma altas matas, muy cerca del Hospital de Benasque. De las frondosas ramas surge una vara con las flores en esta hermosa espiga.



Mezclada con la anterior, otra planta de alto porte, joya del valle de Benasque, Hugueninia tanacetifolia suffruticosa, Crucífera que tiene junto al Hospital de Benasque el único enclave conocido donde podemos verla en todo Aragón. Aparece citada en el catálogo de especies amenazadas de Aragón. 

Vamos superando sucesivos escalones y en uno de los rellanos ,zona fresca, sombría, por donde cerca discurre un leve regato, aparece Convallaria majalis ,el muguet, de dulce aroma. 





Cerca de la Convallaria, en un pasto más soleado , todavía quedan flores de Erythronium dens-canis. Debido al bulbo blanco con forma de canino de perro se le ha puesto este nombre a esta Liliácea.















A nuestra espalda se van presentando las montañas que hacen flanco norte en el Valle de Benasque, a la izquierda comienza a verse el valle de Remuñé, y frente a nosotros se adivinan las cubetas que albergan los ibones de Gorgutes y la Glere.



El Salvaguardia  es seguido por el paso centenario del Portillón, testigo de antiguos contrabandos, y tras la cima de la Mina, el puerto de la Picada. El suelo, tapizado de la rosacea Dryas octopetala.

Nunca había visto una colonia tan vasta de Dryas octopetala, llega a tapizar el suelo completamente.
La encontraremos repetidas veces hasta el mismo collado de Forau Tancau.










Uno de los objetivos de la excursión era ver esta pequeña gayuba, arctostaphylos alpinus, y aquí José Vicente hace de perfecto guía. Tuvimos suerte de ver todavía alguna flor. Son contadísimas las localizaciones de esta mata en Aragón, sólo aquí y en Bujaruelo.











Al ir ganando altura la montaña va adquiriendo otro carácter.



Anemone narcissiflora también forma extensas colonias, ha ido sustituyendo gradualmente a otra ranunculácea que abunda por el camino como es Pulsatilla alpina. 


En pleno apogeo está su pariente Pulsatilla vernalis










Ranunculus thora es otra poco habitual planta . Inconfundible por su gran hoja que, erguida como  vela de barco, abraza el tallo floral.












Mis hijos Diego y Aurora posan junto al Forau Tancau, una sima que sirve de sumidero al ibón próximo. El agua corre subterránea al introducirse por una abertura situada cerca de la sima, se oye correr por debajo de nuestros pies, pero no se la ve. Todavía queda algo de nieve del invierno pasado.

















Después de un merecido descanso, vemos la posibilidad de subir al collado que separa esta cuenca de la que aloja los ibones de Alba. 
Esto nos permitirá tener una mejor perspectiva sobre el pequeño ibón del Forau Tancau, a la izquierda se aprecia el forau.

Veronica nummularia ocupa pequeños rellanos entre las gleras a 2.400 mts de altitud.











Expertos en tapizar los suelos que permanecen innivados todo el invierno, a 2450mts de altitud, bien aplicados al suelo para permanecer al abrigo de vientos helados, encontramos dos sauces enanos: salix herbacea, en este caso los pies femeninos, y debajo de él salix reticulata, de hojas velludas por ser brotes recientes.









Hemos superado el collado, aparece la aguda silueta de la Tuca blanca de Paderna y las crestas de Alba. Las lascas de roca gelifraccionada se orienta apuntando hacia la Tuca.

Seguimos camino hasta divisar la cubeta glaciar que acoge dos de los lagos de Alba. De fondo el macizo de Posets y los valles paralelos de Lliterola y Remuñé, con Perdiguero de punto de confluencia. 
A pesar de la adversidad de los elementos, estamos a 2.500mts.  la vida no falta por estos roquedales. Antenaria carpatica subsp. carpatica comparte suelo con hojas de Dryas octopetala.












Como buenos hermanos, se llevan a veces como el perro y el gato, pero en el fondo hay buen "feeling" entre ellos.


y como no, una foto de todo el grupo. Gracias José Vicente por el recorrido. Toda una gozada.


Datos de la ruta:
Fecha: 17 de Junio de 2012
Altura de partida: 1.759 mts
Altura de llegada: 2.558 mts.
Ascensión acumulado: 867 mts.
Distancia recorrida (ida y vuelta) 8,4 kms.
...Y muchas fotos y flores más que es imposible recoger en este blog.

Track de la ruta; http://www.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=8233324




























No hay comentarios:

Publicar un comentario